viernes, 11 de mayo de 2012

2 meses


Dos meses de vida dedicada a cuidarte, a conocerte, a darte de comer, a quererte con locura...han pasado como un suspiro.

No ha sido fácil, ni lo es, esto es una responsabilidad que nunca había sentido, eres una personita que depende de mí y quiero hacerlo bien, quiero ser una buena madre, desde el principio lo he querido ser y he sentido ese "peso" sobre mis hombros que me ha hecho dormir menos, respirar hondo y aprender contigo cada día un poquito más.

Es impresionante como un esbozo de vida se convierte en un hombrecito que, apenas con una sonrisa, te roba el corazón para siempre. Es un amor distinto, loco, casi paranoico...que te hace dudar de tu propia existencia, un amor que a la vez te anula y te hace renacer, un amor hormonal que cambia tu cuerpo y tu forma de vida.

Mi blog es escueto y monotemático desde el 11 de marzo, pero así es mi vida estos últimos dos meses, así es.

Me siento como una niña quinceañera viviendo sus "primeras veces" aunque con la responsabilidad de una mujer de treinta. Primer día de la madre, primera vacuna del peque (con correspondiente acojone de la mami) y seguimos contando...pero, como solían decirme, merece la pena porque no deja de ser una nueva vida, diferente pero maravillosa :-)


1 comentario:

¡Gracias! ;-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...